18. mar., 2016

La esquizofrenia se ceba con los refugiados.

Sus imágenes nos golpean desde la televisión...

Sus hijos empapados en tiendas de campaña nos miran incrédulos al otro lado de la imagen. Sus mujeres embarazadas parirán en alguna frontera europea antes de que Bruselas alcance un acuerdo digno para ellos. (clic en el enlace para ver noticia completa)