La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu. -Ralph Waldo Emerson.

Si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes. Vincent Van Gogh.

 

 

La naturaleza y la psicología van de la mano. El contemplar un paisaje conocido, evocador, amado, puede despertar intensas emociones. Una puesta de sol suele asociarse al romanticismo para los enamorados, sin embargo puede resultar también conmovedora y ser un bello espectáculo de hermosas tonalidades.

El contemplar el amanecer transmite un sentimiento de paz, de esperanza, de espectación por el día que comienza.

El admirar la naturaleza puede influir "tanto" en nuestro estado de ánimo, que por ese motivo he decidido dedicarle una página. Les exhorto a disfrutarla, a contemplar paisajes con detenimiento, a admirar una flor, un árbol, una planta....

Les pediría que hagamos un ejercicio: En esta página verán distintas fotos de naturaleza, si alguna de ellas despierta una emoción en especial en algunos de ustedes, me gustaría lo comenten, pueden definirlo simplemente con una palabra o bien, argumentar su definición. No tienen que dar su apellido, con su nombre es suficiente, lo dejo a su elección.

Como dijo Edward Abbey: La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano, tan vital como el agua o el buen pan.

 

Gracias.

 

 

Atardecer en Panamá

Río Verdugo. Pontevedra. España.

Cañones del Río Sil. Orense.

Árbol Guayacán. Panamá. Florece una vez al año.

Ponte dos Arcos. Pontevedra. España.

Distintas partes de España.

Ciudad de los Palacios. Cuenca.

Las Médulas. Provincia de León. España.

El Torcal de Antequera. Málaga. España.

Galicia. Playa de las Catedrales.

Río Sil. Orense.

Fotos de Panamá.

Playa El Morro. Taboga.

Panamá.

Panamá

Atardecer en Panamá.

Laguna del Nevado de Toluca.

México.

Michoacán Lago Camécuaro.

Cenotes. Yucatán. México.

Acuario Natural Xel- Há. Quintana Roo. México.

Cascada Texolo. Cerca del Pueblo de Xico. Veracruz.

La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad. -Cicerón.